Entre 2005 y 2008 atrajeron mi atención veintiún fotografías insólitas de Jesús que circulan por la Internet, tomadas alrededor del mundo durante todo el siglo XX, pues el rostro guarda el mismo perfil en todas.

1. Tomada en París en vísperas de la Primera Guerra Mundial, por un fotógrafo húngaro de apellido Semiechen, a la aparición a un curandero francés de apellido Saltzman.

2. Tomada en 1930 en México por la donante de un sagrario para un nuevo templo, al ser introducidas las formas consagradas al tabernáculo, que era lo que deseaba registrar.

3. Una versión narra que durante la Guerra Civil española (1934-1936), un sacerdote tomó la foto al copón con las formas consagradas que albergaba en su casa para protegerlas de la profanación y los saqueos. La segunda versión asienta que la foto fue tomada al regresar el copón al sagrario luego de los saqueos, y se adjudica la foto a la señora Gladys. Una tercera versión señala que el autor es un fotoperiodista atrapado en una cueva en el Sinaí, cuando en 1973 cubría la Guerra del Yom Kipur, y por lo cual se hizo sacerdote.

4. Tomada en 1960 en Italia por Eugenio Siragusa.

5. Una versión refiere que en Colombia un fotógrafo tomó la foto a solicitud de una religiosa amiga a la cual se le apareció Jesús cuando él solo veía una silla vacía. Otra versión expone que unos masones le lanzaron el reto a Jesús de que si en verdad existía se pusiera en determinado lugar para tomarle esta foto.

6. Tomada de forma inadvertida con una cámara Kodak instamatic 110, por Jackie Hass, de Pennsilvania, en octubre de 1982. Halló el negativo en uno de los rollos que reveló de su peregrinación a Tierra Santa, entre las fotos que tomó en el Santo Sepulcro.

7. Tomada por la religiosa keniana Ana Alí, en la Porta Angélica de Roma, el 8 de septiembre de 1987, acompañada de un llamado para la conversión del mundo, y un exhorto para guardar devoción a la Eucaristía. Las apariciones de Jesús a la religiosa continuaron hasta 1991.

8. Tomada el 26 de noviembre del 2000, Fiesta de Cristo Rey del Universo, en Medellín, Colombia, por un teólogo a quien se le venía apareciendo Jesús desde el jueves santo de 1992. El mismo autor retocó la foto «para mejorarla, auxiliado por el mismo Jesús”.

9. Tomada por una peregrina en algún santuario de Europa, expuesta en el sitio 7dolors.

10. El sitio de donde se obtuvo esta imagen la ostenta como «dibujo psicopictográfico realizado en sesión mediúmnica». Sin embargo, al aplicarle herramientas de los programas de tratamiento de imagen, reacciona como fotografía y no como dibujo.

11. Sin datos, de posible origen ruso.

12. Sin datos.

13. Sin datos.

14. Sin datos.

15. Sin datos.

16. Sin datos.

17. Sin datos.

18. Sin datos.

19. Sin datos.

20. Sin datos. El cuerpo está compactado en sentido horizontal, señal de que fue tomada desde un vehículo en movimiento a cierta velocidad.

21. Sin datos.

Tanto para compararlas como para ver qué sucedía, me di a la tarea de dimensionarlas, y en tres casos aplicarles efecto espejo, a fin de sobreponerlas a modo de transparencias.

El rostro muestra el perfil derecho en tres fotografías. En dos de estas fotos se aprecia que el manto descansa sobre el hombro de ese lado.

Pero si se observan pinturas y esculturas griegas y romanas, se puede saber que el manto se usaba sobre el hombro izquierdo. Así pues, consideré que no era arbitrario aplicar efecto espejo a las tres fotos para adicionarlos a la fotocomposición.

Por cierta deformidad, la fotografía de Jackie Haas parece tomada a una imagen bidimensional: el mentón aparece pronunciado y la nariz está curvada y de frente, no compatible con el perfil del Rostro. Para que pudiera coincidir con las otras fotografías, además de aplicarle efecto espejo, se giró 6 grados a la izquierda y se desfasó en sentido horizontal.

La imagen fotocompuesta arrojó un rostro más detallado y sutil que el de las fotos de donde proviene.

Si a la fotocomposición se le aplica efecto espejo, por alguna razón inexplicable el rostro se ve extraño. Que el ojo opte por acoger la fotocomposición con perfil izquierdo, es un indicio de que se acertó al realizar la fotocomposición con este perfil.

La aplicación automática de las herramientas equilibrar tono de Corel Paint, y ecualizar de Photo Shop, modifican los valores tonales y lumínicos del objeto retratado y del ambiente, sólo que, al aplicarlas a la fotocomposición, en lugar de contrastarlos, como sucede con objetos opacos, aproximaron los valores entre objetivo y ambiente.

Este mismo fenómeno se registra en fotos tomadas a objetos lumínicos, como un foco encendido, lo que quiere decir que el rostro retratado irradia luz.

Las propias fotos de donde proviene la fotocomposición presentan este fenómeno, lo cual confirma que en efecto son fotografías, pues los valores lumínicos y tonales no se modifican al aplicar dichas herramientas a dibujos y pinturas.

La prueba obvia fue comparar la fotocomposición con el rostro impreso en la Sábana de Turín. La coincidencia es tal, que además de revelar que se trata de la misma persona, sólo puede significar que el rostro se grabó en dicha tela con el mismo escorzo o perfil que muestran las fotos, girada la cabeza seis grados a la izquierda.

Como en las fotografías, la impresión en la Sábana también irradia al aplicarle las herramientas antes descritas. Y al realizar rostros con cada uno de los lados del rostro impreso en la Sábana, la pronunciada diferencia entre las dos composiciones acusa el perfil con el que el rostro se imprimió en la tela.

Abrí este sitio para compartir este hallazgo, y con la esperanza de recopilar las anécdotas concernientes a cada foto, pero Antonio Duch Manzano, autor de esta secuencia tomada el 6 de febrero de 1999, durante un rally en el camino al Minera El Chico, en el estado de Hidalgo, México, me comentó que, ante la disyuntiva de apenar al hombre que se hacía de recursos con la venta de copias de estas fotografías, refiriendo una anécdota falsa, prefirió quedar en el anonimato, agradecido de que el hombre pudiera resolver su situación con la venta de sus fotos. Es así que, ante la discreción que parece caracterizar a los autores de este tipo de fotografías, de 2006 a la fecha sólo he recabados anécdotas divergentes de dos de las fotos.

¿Qué significado pueden tener las fotos coincidentes y la fotocomposición resultante?

  Copie o guarde la
fotocomposición
del rostro de Jesús
en gran formato
para imprimir a
tamaño natural en
papel fotográfico.

1. Que Jesús presente el mismo perfil, puede significar que Dios es fiel a sí mismo: a su doctrina y a sus promesas.

2. .Reunidas producen un rostro más detallado. Es, pues, un llamado a la unidad de los cristianos, “para que el mundo pueda creer” (Jn 17, 20-23).

3. El ejercicio anula defectos de resolución: pixelado, moiré y retoques. Es así un llamado a la misericordia, que perdona y disimula los defectos singulares.

4. Que Jesús presente el perfil izquierdo sugiere un llamado a la conversión, se dirige a los cabritos que, si persisten al final los reunirá a su izquierda para apartarlos de sí (Mt 25: 31-46).

5. Por explícitos mensajes a la vidente Ana Alí y por las circunstancias en las que otras se registraron, son un llamado a la adoración y a la reparación eucarísticas.

6. La luz que irradia nos convoca a la santidad.

7. Por los contextos de violencia que padecen los sitios en los que aparece, son un llamado a la paz y la concordia.

8. El ejercicio es del todo similar al que realizaron los astrofísicos, que sobrepusieron 800 y más exposiciones o fotos del telescopio espacial Hubble, para registrar el campo profundo del Universo. Es indicio de que fe y razón no se oponen, se complementan.